blog-post-img-273

La palabra “NO”, es la mejor puerta para que entre el “SI”

 

Resulta increíble pensar la cantidad de veces que pronunciamos la palabra NO en un solo día de nuestras vidas, de la misma forma que este monosílabo es escuchado por nosotros una y otra vez.

“No quiero que me malinterpretes”, “Para liderar a tu equipo No debes imponerte”, Lo que te he comentado No es para que lo expliques a otros”……

Sin embargo, y a pesar de que hacemos innumerables veces incapie en que algo No se haga, No se diga, No se piense…. No nos explicamos porque acaba sucediendo todo lo contrario vedad?.

Quiero compartir con vosotros algunos descubrimientos que a través de la PNL ( Programación Neuro Lingüística), explicarían este extraño fenómeno.

Lo cierto es que nunca debemos decir NO, dado que nuestro cerebro procesa mal la negación. Recientes investigaciones han demostrado que una frase en negativo es un 48% más difícil de comprender.

Para nuestro cerebro, decir que No a algo, significa decir que Si a otra cosa.

¿Eso significaría que tenemos que decir que si a todo?. Naturalmente que no.

Lo que hay que saber es que para decir «NO «a algo, no hay porque utilizar una frase negativa, sino que podemos expresar el mismo concepto con una frase positiva.

En efecto, nuestro cerebro tiende a ignorar la palabra «NO» y el subconsciente es el responsable de que esto suceda porque no reconoce el lenguaje lógico y por lo tanto no procesa ciertas cosas, incluso podemos obtener justamente lo opuesto a lo que queremos.

La razón específica para que esto suceda es que el cerebro piensa en imágenes y cuando dices “NO” lo único que se plasma en la mente es lo que querías negar.

Esto tiene mucho que ver con el tan recurrente tema sobre la importancia del lenguaje positivo. Si te focalizas en lo que quieres, en lugar de en lo que no deseas, eso va a ser lo que manifieste tu cerebro.

Si lo que pretendemos es que nuestro equipo piense en las posibilidades de crecimiento y logro de objetivos. No digamos: “No hay que pensar que no podemos lograrlo”, sino “Me gustaría que pensemos en ideas creativas para conseguir nuestro reto”. De este modo induces al subconsciente a generar una imagen de esas ideas creativas, cosa que utilizando la primera opción, el cerebro ignora la palabra “No” y se va directamente a pensar en que no puede lograrlo.

En definitiva, se trata de llamar a lo que quieres que suceda, y no abrir la puerta a lo que no quieras, puesto que cuando decimos “ No grites”, es como si estuviéramos dando una orden directa al cerebro para que lo ejecute, reforzando la acción que queremos evitar.

Te invito a hacer este ejercicio:

Piensa en una preciosa playa, en un lugar paradisiaco al amanecer, imagina la arena blanca y fina, el agua transparente y cálida, el sol radiante….

Concéntrate en ella unos segundos y ahora No veas un barco aproximándose a la orilla.

Cierra los ojos y repite el ejercicio de nuevo, tratando de No ver el barco.

Seguramente te habrá sido imposible no ver ese barco al que te he invitado a no ver verdad?

Una vez más…. El poder de la palabra, la herramientas más potente, universal, gratuita y efectiva de la que todos disponemos y apenas hacemos un 3 % del uso efectivo que podríamos darle.

La PNL, es una metodología a nuestro alcance que nos ayudar a potenciar ese 3 % para sacarle todo el partido a nuestro cerebro.

No hay comentarios

There are no comments in this article, be the first to comment!

Leave a Reply

catorce − 8 =

Rules of the Blog
Do not post violating content, tags like bold, italic and underline are allowed that means HTML can be used while commenting. Lorem ipsum dolor sit amet conceur half the time you know i know what.