blog-post-img-434

Empresarios Intuitivos, una raza triunfadora!

Empresarios Intuitivos, una raza triunfadora!

“La intuición es la Joya de la corona de la Inteligencia”

Todos sabemos que la principal tarea de los empresarios y directivos es la toma de decisiones, la mayor parte de ellos piensan que su labor exige la participación de la razón.  Existe otro colectivo que a diferencia de estos discrepan, y apuestan por la integración de razón e intuición como fórmula de éxito.

Pero, ¿qué es la intuición ,ciencia o creencia?. Este es sin duda un tema polémico, del que todavía hoy el propio colectivo de científicos no ha llegado a un quórum. Hay muchos estudios y como consecuencia muchas teorías.

Posiblemente como ejecutivos, tengamos una idea acerca de lo que es la intuición, en algún momento de nuestra vida hemos dicho algo como  ” Voy a seguir a mi intuición” , aunque, ¿qué queremos decir con esto?, ¿qué estamos sintiendo exactamente? ¿ es fiable la intuición ?.
Parece que la intuición en el mundo empresarial viva de forma “clandestina”, bajo el paraguas del miedo, miedo a lo desconocido, a parecer poco profesional, relacionado con lo esotérico. Nada más lejos de la realidad.

Podemos decir que la intuición es un recurso personal del que todos disponemos y que podemos desarrollar. Es una potente herramienta, que habita en el subconsciente humano y a tener muy en cuenta para quienes deban tomar decisiones con frecuencia suele aparecer cuando estamos sometidos a fuertes presiones de tiempo, o en casos de sobrecarga de información o peligro grave, en donde el análisis consciente de la situación puede ser difícil o imposible.
Se define también como una emoción gracias a la cual se garantiza nuestra supervivencia.

Según la Neuro-ciencia y para explicarlo de manera sencilla, la intuición se alimenta de las experiencias acumuladas a lo largo de nuestra vida, nuestro inconsciente y la memoria a largo plazo. Es decir poseemos conocimientos de los que no somos conscientes que aparecen sin poderles dar una explicación lógica. Es de alguna forma la manera que tiene el cerebro para tomar rápidamente una decisión de forma no consciente, basándose en las experiencias del pasado y en señales externas. Este proceso ocurre tan rápidamente que no somos conscientes de que se está llevando a cabo.

La intuición es en realidad el resultado de una “ráfaga” de pensamientos lógicos.

También puede explicarse como la forma en que nuestro cerebro almacena, procesa y recupera información a nivel del subconsciente.

Pero, como menospreciar algo así, cuando muchos de los grandes descubrimientos tecnológicos y científicos han dado sus frutos gracias a ataques intuitivos.
Bill Gates, uno de los grandes colosos de éxito en el mundo empresarial, dice que: “A menudo has de confiar en la intuición”.

En nuestro día a día cotidiano la intuición es la que nos permite reconocer los sentimientos de los demás, al margen de las palabras (relacionada también con la Inteligencia Emocional), y leer entre líneas.

Resulta extraordinario pensar en la diferencia de información que es capaz de procesar nuestra parte consciente (50 bits x segundo max), donde reside nuestra razón ,contra los ( más de 10 millones de bits por segundo ), de nuestra parte inconsciente, donde supuestamente alberga nuestra intuición. Podríamos decir entonces que es una especie de inteligencia inconsciente que surge a la consciencia para darlos luz y efectividad.

En las empresas esta efectividad puede manifestarse como una visión diferente ante una situación, una idea brillante, una sensación de confianza o desconfianza ante un nuevo proyecto o colaborador. Aprender a escucharla puede llegar a ser una gran aliada en los negocios.

Este sexto sentido o tercer ojo como lo llaman algunas culturas nos motiva, llevándonos a la acción, aunque no hay que precipitarse y siempre debemos poner la razón en medio. Según muchos científicos es infalible, aunque según mi opinión cabe ser cautos y alinearse con la lógica antes de tomar decisiones importantes.
Esa conexión con nuestra espiritualidad, es en ocasiones un visitante imprevisto y en otras podemos evocarla en nuestra ayuda. Para ello existen técnicas que entrenan esta capacidad.

Este fenómeno psicológico nos invita a reflexionar sobre el gran potencial que tenemos y que probablemente no estemos explotando.

No hay comentarios

There are no comments in this article, be the first to comment!

Leave a Reply

* Comments first need to be approved to show in this post.


Colonias con valor

Curso de Coaching 100% subvencionado para personas en activo

Curso 100 % subvencionado para personas en activo 60...

Cita con tus metas con Firewalking 8/03/2014

¿Te has preguntado lo que separa a las personas de...

Taller: Gana La Partida a Tu Mente

  ¿Te has preguntado alguna vez porque piensas...