blog-post-img-1312

Cuando ni la tortura te borra el sentido de tu vida

Cuando ni la tortura te borra el sentido de tu vida

Cuando ni la tortura te borra el sentido de tu vida

Emprendió una aventura forzada, de esas con las que no sueñas, donde no preparas la maleta y no caben largas despedidas, apenas sin tiempo para mirar atrás y darte cuenta de todo lo que dejas, mientras te diriges hacia un mundo incierto.

Mariana era una joven de 23 años que creía en el amor y la igualdad, tenía los bolsillos repletos de sueños y la convicción de que Chile, el país que la vio nacer se merecía algo mejor que una dictadura opresora. Corrían entonces los años 80 cuando miles de Chilenos buscaban refugio huyendo de las persecuciones y torturas durante el mandato de Augusto Pinochet.

Aún hoy y después de 29 años, todavía se emociona mientras nos cuenta el terror que vivió durante su encarcelamiento como presa política entonces, mientras luchaba por la justicia social en Chile.

“Estuve en prisión durante cinco meses. Yo estaba embarazada entonces, por lo que fue una circunstancia muy especial. Fui violada muchas veces por los equipos de seguridad del gobierno, servicios secretos CNI (Centro Nacional de Investigaciones). Me golpearon brutalmente y me torturaron con electricidad. Te querían denigrar como personal, quitarte la dignidad.

Hablaba mucho con Dios en esos momentos, aunque me sentía muy abandonada. Quería y debía sobrevivir por mi bebe”.

Una vez fuera de prisión, intentaron asesinar a sus dos hijos y esto fue el detonante que le hizo tomar la decisión de emigrar como refugiada a Australia. Llego un 14 de Febrero, junto a su esposo y sus dos hijos pequeños, Un país que les ofreció seguridad pero donde encontraron también mucho dolor, y grandes retos que superar como inmigrantes.

Mariana ha aprendido que pueden encarcelar tu cuerpo, pero no tu mente, quebrantar tu cuerpo, pero no tu alma, y que a pesar de los pesares tu fe puede permanecer fuerte. Se declara cristiana y encuentra en sus creencias el refugio que la alienta.

Quise saber como le había ayudado el desarrollo personal a superar esta experiencia y ella nos contesto con su sonrisa de niña inocente;

“Creo que para superar cualquier experiencia necesitas tiempo, tu tiempo, no un tiempo específico, sino el que cada individuo necesita, que no es el mismo para todos, después, el desarrollo personal te ayuda a entender que hay mucho mas de ti que quieres dar, que tus circunstancias o experiencias negativas no definen quien eres, siempre puedes crear un futuro mejor comenzando por este momento que tienes en tus manos. Saber que estas cumpliendo con tu proposito”

Hoy Mariana disfruta de sus nietos, mientras mira a los ojos de su compañero de vida como ella le llama, y siente que su amor es infinito.

Aún le quedan muchos, muchos sueños en los bolsillos, comprar su propia casa, recorrer el mundo, terminar su Master en Teología y seguir ayudando a otros para hacer de este un mundo mas justo.

“A la Esperanza”, así es como la artística Sissy Reyes ha titulado la fotografía inspirada en la historia de Mariana. Una mejicana que ha visto a una mujer llena de vida, amorosa y generosa y quién nos describe su encuentro y como se ha inspirado.

“Encontré a Mariana transportando su mirada al pasado, pensativa, melancólica. En su mente la imagen de su madre esperándola afuera de la estación de policía antes de llevarla a la cárcel. Mariana no contiene las lagrimas “Aún no puedo hablar de mi madre, después de tantos años”. Y ahí vi la profundidad de la historia de Mariana, positiva, linda, alegre, amorosa y constantemente buscando sanarse, transformarse. En el retrato Mariana recuerda el pasado, pero también concibe su presente lleno de amor, familia y oportunidad… en una oración a la esperanza”.

En algún momento de nuestra vida nos formulamos preguntas del tipo: ¿Para qué vivir? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿De acuerdo con qué principios tengo que vivir? Si al final tengo que morir, ¿qué sentido tiene vivir? Estas cuestiones pueden llevar a ciertas personas a una crisis de significado o existencial, a cuestionarse si vale la pena seguir viviendo, especialmente cuando afrontamos situaciones realmente críticas

Cada uno de nosotros tenemos un propósito y lo descubrimos en lo que hacemos y creamos. El echo de averiguar el sentido de nuestra vida , nos coloca en una posición de capacidad superior para soportar las dificultades de este camino, aún cuando a veces sean muy dolorosas.

Desde el punto de vista del desarrollo personal este es el origen de la auto realización. El sentido no puede inventarse, sino que debe descubrirse y el primer paso es la consciencia. Como decía Karls Jaspers; “El hombre se convierte en lo que es, gracias a las causas a las que se ha adhiere”.

¿Qué relación tiene la forma en la que estás viviendo ahora, con tu verdadero propósito de vida?.

Mariana tu me inspiras!

Pilar Lopez

No hay comentarios

There are no comments in this article, be the first to comment!

Leave a Reply

dieciocho + 4 =

Rules of the Blog
Do not post violating content, tags like bold, italic and underline are allowed that means HTML can be used while commenting. Lorem ipsum dolor sit amet conceur half the time you know i know what.